Buscadores de Tesoros

Hoy 13 de Enero de 2017, a sólo un día de recibir la visita número 161 de la Divina Pastora, tuvimos la dicha de compartir en el Santuario de Santa Rosa, una misa en acción de gracias por los 25 años del grupo Buscadores de Tesoros. Fue una mañana emotiva, en la que todos los participantes de los diferentes grupos que asistimos a estos talleres, pudimos compartir y dar gracias a Dios por tantas experiencias vividas, tantos aprendizajes asimilados y tantas horas de tertulia, que han hecho de esta actividad una maravillosa alternativa para cultivar nuestro espíritu y nuestra mente. Como alumna fundadora, hoy miro hacia atrás, y doy gracias Dios por habernos dado la oportunidad de tener una docente enamorada de su oficio, quien supo llamar la atención de todas sus alumnas con cada una de las materias que impartía. Hoy, 25 años después de tu siembra, en nombre de todas mis compañeras de la promoción nro. 18 del Colegio Las Fuentes, te doy las gracias, por ser para muchas de nosotras más que una profesora, una amiga, y a veces, con tus consejos siempre llenos de tu apacible carácter y tu experiencia, has llegado a ser nuestra segunda madre; por eso y por todo lo que nos has dado, por todo lo que nos has enseñado, te damos las gracias por tu dedicación, por tu incansable entrega, por tu infinita imaginación que desde pequeñas nos hizo recorrer y hasta relatar paseos imaginarios por toda Roma, nos incentivaste a mantener en nuestras memorias personajes importantes por medio de ficheros, hiciste que desarrolláramos un amor especial por nuestros blocks, y cómo no mencionar el exámen del tercer lapso de arte, libros abiertos, con obras de tantos artistas estudiados, segura estoy de que fueron muchos más de los que contemplaba el plan curricular de nuestra materia, y allí, frente a todos esos libros, pasabas las hojas, y como esponjas que habían absorbido todos tus conocimientos, éramos capaces de decirte: a cuál corriente artística pertenecía, el autor y el nombre de la obra que nos señalabas entre tus libros… Por eso, y muchísimas otras anécdotas que hoy recuerdo, me pregunto: ¿Cómo olvidar tantas experiencias?, y cómo no dar gracias a Dios por haber tenido esa dicha, y aún hoy, después de 25 años, seguir escuchando con deleite tus clases de arte.Una y mil veces, en nombre de tus niñitas, te digo: Gracias Isa!

Please follow and like us: